Sesión Infantil

Sesión en el río con Javier

Hace unos días que empezamos a ver el sol en Zaragoza y me han entrado unas ganas locas de empezar sesiones creativas con los más pequeños de la casa.


Son sesiones cortitas y llenas de color. Las hacemos por la mañana cuando los niños están frescos como lechugas o después de la siesta cuando han vuelto a cargar las pilas.


Intento buscar lugares en los que los peques puedan explorar y pasárselo bien.


Javier se lo pasó bomba en el río, jugando con la caña de pescar, el agua y las piedras. 

Aprovechamos que habían venido sus abuelos para tener un recuerdo bonito con ellos. 

Al principio no querían, decían "si no me he arreglado" pero conforme les enseñaba las fotografías que iba tomando y veían la complicidad que transmitían esas miradas de Javier y su abuelo, querían más y más.